I was born in the city of Bombay… once upon a time. No, that won’t do, there’s no getting away from the date: I was born in Narlikar on August 15th 1947. And the time? The time matters, too. Well then: at night. No, it’s important to be more… On the stroke of midnight, as a matter of fact. Clock- hands joined palms in respectful greeting as I came. Oh, spell it out, spell it out: at the precise instant of India’s arrival at independence, I tumbled forth into the world. There were gasps. And, outside the window, fire-works and crowds. A few seconds later, my father broke his big toe; but his accident was a mere trifle when set beside what had befallen me in that benighted moment, because thanks to the occult tyrannies of those blanding saluting clocks I had been mysteriously hand-cuffed to history, my destinies indissolubly chained to those of my country.

Traducción al Español

Mi nacimiento dio lugar en la ciudad de Bombay… Ya hace un tiempo. No, no creo que esa sea la forma, habría que centrarse en la fecha: Nací en Narlikar un 15 de Agosto de 1947. ¿Y cuándo sucedió? Éste también es importante. Pues bien: sucedió a la noche. No, estaría mejor ser más preciso…  en la campanada de medianoche, de hecho. En el reloj, se unieron las palmas de sus manos en un saludo respetuoso en el momento en el que aparecí. Oh, dilo, dilo: en el preciso instante de la independencia de India rodé hacia el mundo. Había jadeos. Y, fuera de la ventana, podía escuchar fuegos artificiales y multitudes. Apenas unos segundos más tarde, mi padre se quebró el dedo gordo del pie; pero su accidente era insignificante  comparado con los eventos que me habían ocurrido en aquel momento de ignorancia, porque gracias a los tiranos ocultos de aquellos relojes de saludo suave, yo había sido esposado misteriosamente a la historia. Mi destino estaba encadenado de forma permanente a aquellos de mi patria.